inicio servicios productos componentes preguntas distribuidores acerca
SERVICIOS
OFRECIDOS

 

SERVICIOS QUE BRINDAMOS

  • Asesoramiento para la adopción de la tecnología más adecuada según su necesidad.
  • Dimensionamiento de sistemas de energía renovables.
  • Estrategias para la optimización del consumo y eficiencia energética.
  • Diseño y planeamiento del emplazamiento óptimo de los sistemas.
  • Servicios de asesoramiento profesionales para la utilización eficiente de la energía
  • Servicios de mantenimiento, ampliación y actualización de instalaciones existentes

 

LA ELECTRICIDAD SOLAR PUEDE SER USADA EN CUALQUIER PARTE

  • Mantenimiento mínimo
  • Energía gratuita una vez comprado el sistema
  • No contaminante y ambientalmente amigable
  • Operación silenciosa
  • Modular y expandible
  • Independencia energética
  • Costo fijo de la electricidad durante toda la vida del sistema
  • Energía confiable
  • Almacenamiento en baterías

 

Hogares Autónomos

Los ocupantes de un típico hogar autónomo alimentado por un sistema fotovoltaico son dueños y operadores de su propia “planta de energía”.

Ellos tienen una total libertad en cómo manejar su sistema y en que grado hacer modificaciones en su estilo de vida para vivir con él. Los sistemas fotovoltaicos pueden ser diseñados (y generalmente lo son) de forma tal que sean necesarias modificaciones mínimas para vivir confortablemente con el sistema. La decisión primaria hecha por estos propietarios autónomos es el balance entre el costo del sistema fotovoltaico y las modificaciones en su estilo de vida.

Para un típico hogar autónomo con un sistema fotovoltaico mediano (de 500 a 1000 Watts), un inversor para alimentar artefactos de 220 Volts y un generador de respaldo, las modificaciones típicas en su estilo de vida incluyen utilizar una heladera de alta eficiencia o a gas, utilizar luces y artefactos eficientes, apagarlos cuando no son necesarios y usar los electrodomésticos de gran potencia (lavarropas, herramientas eléctricas, aspiradoras, etc.) durante las horas de sol para minimizar el uso de las baterías. Esto puede significar esperar durante algunos días nublados hasta que se despeje antes de hacer el lavado de ropa. Una alternativa puede ser encender el generador de respaldo para evitar descargar las baterías durante el uso de esos aparatos.

Otra modificación en el estilo de vida podría ser minimizar el uso de cargas que están encendidas 24 horas al día (relojes iluminados, aparatos con paneles luminosos y televisores, reproductores de DVD y equipos de audio manejados por control remoto, etc.). Muchos productos nuevos energéticamente eficientes han sido desarrollados para su uso en hogares alimentados por sistemas fotovoltaicos.

Las compañías de energías renovables pueden suministrar equipos como heladeras a gas o eléctricas súper eficientes, lámparas de bajo consumo, televisores y bombas de alta eficiencia. Existen también artefactos y lámparas de 12 y 24 Volts de corriente continua.

Entre las fuentes renovables de energía se incluyen generadores eólicos, generadores mini y micro hidráulicos y sistemas fotovoltaicos. De los tres, los sistemas fotovoltaicos son los más populares debido a sus mínimos requisitos de mantenimiento y a la consistencia de la disponibilidad de energía solar. La elección económica entre la extensión de una línea de electricidad y una alternativa como el sistema fotovoltaico requiere de un cuidadoso análisis. Una extensión de línea usualmente requiere un gasto inicial de construcción mayor, mas un gasto mensual por consumo eléctrico. Un sistema fotovoltaico un gasto inicial por el equipamiento, seguido de años de electricidad solar gratis. De todas maneras, la opción fotovoltaica requerirá el reemplazo de las baterías de almacenamiento cada cinco a diez años, mas un mínimo mantenimiento durante sus treinta años de vida útil. Si se utiliza un generador de respaldo para suplementar el sistema fotovoltaico, habrá un costo adicional de combustible y mantenimiento

Seguridad

Los sistemas fotovoltaicos cuando son profesionalmente diseñados e instalados, proveerán décadas de servicio seguro y confiable.

Mantenimiento y reemplazo

No hay virtualmente ningún mantenimiento requerido para los módulos fotovoltaicos. La vida útil esperada para ellos es superior a los treinta años.

De todas maneras, las baterías requieren agregado de agua destilada cada tres a seis meses (excepto las baterías selladas, libres de mantenimiento) y sus terminales deben limpiarse una vez al año. Si son correctamente utilizadas y mantenidas, las baterías necesitarán ser reemplazadas cada cinco a diez años. La vida útil de las baterías puede extenderse mas aún limitando la profundidad de descarga diaria.

El aceite lubricante en los generadores de respaldo debe ser reemplazado al menos dos veces al año o más a menudo si el generador es usado frecuentemente. Otras tareas de reparación y mantenimiento dependerán de las horas de uso. La vida útil de un generador puede variar entre 1000 y 10000 horas antes de requerir una reparación.

Planeando para futuras expansiones

Los sistemas fotovoltaicos son modulares y su expansión es relativamente simple si se planea hacia el futuro. De todas formas, la tensión de operación del sistema debe ser definida teniendo en mente futuras expansiones. Un inversor de 12 Volts, por ejemplo, no funcionará en un sistema de 24 Volts. El sistema inicial debería ser diseñado para una mayor tensión de trabajo, anticipando al futuro.